LO QUE SE DEBE SABER DE LA NUEVA NORMATIVA DEL TRABAJO A DISTANCIA

LO QUE SE DEBE SABER DE LA NUEVA NORMATIVA DEL TRABAJO A DISTANCIA

Por Mariluz Iglesias y Francisco Alventosa| Oct 06 2020|Actualidad Laboral

 

 

El pasado 23 de septiembre se publicó en el Boletín Oficial de Estado, el Real Decreto-Ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia. (en adelante, “RD 28/2020”). A estos efectos, se van a exponer los aspectos más importantes a tener en cuenta si se va a optar por esta modalidad para el desarrollo de la activad.

¿A QUIÉN SE APLICA LA NORMA?

La norma va dirigida a aquellas personas que prestan sus servicios a distancia y de forma “regular”, por cuenta ajena a cambio de una retribución y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario.  A los efectos de esta ley se entiende “regular”:

I. Ejercicio de la actividad en un periodo de referencia de tres meses de un mínimo del 30% de la jornada; o

II. En caso de que la duración sea inferior el ejercicio deberá ser un porcentaje proporcional a la duración del contrato de trabajo.

¿QUÉ ES EL TRABAJO A DISTANCIA?

Según el RD 28/2020, es el desarrollo de la actividad laboral en el domicilio del trabajador, o el lugar elegido por este, durante toda o parte de la jornada de forma “regular”.

¿Y EL TELETRABAJO?

Es el desarrollo de la actividad laboral a distancia a través de uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos y de telecomunicación.

Por lo tanto, la principal diferencia entre el trabajo a distancia y el teletrabajo es el uso de medios informáticos. El trabajo a distancia y teletrabajo no son conceptos coincidentes, pues, el desarrollo de la actividad en la modalidad de trabajo a distancia no comporta necesariamente el uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos y de telecomunicación.

¿QUÉ LÍMITES TIENE EL TRABAJO A DISTANCIA?

 I. Los contratos de trabajo celebrados con menores.

II. Los contratos formativos (de formación y aprendizaje).

Solo cabrá acuerdo de trabajar a distancia, en estos tipos de contratos, en tanto en cuanto, se garantice, la prestación de servicios de forma presencial, de un mínimo de 50%.

 ¿PUEDEN EXISTIR DISCRIMINACIÓN CON TRABAJADORES QUE DESARROLAN LA ACTIVIDAD DE FORMA PRESENCIAL?

Los trabajadores por cuenta ajena que acuerden con el empresario la prestación de servicios a distancia no podrán sufrir ningún tipo de discriminación respecto a sus compañeros que desarrollen la actividad en el centro de trabajo, excepto en el caso, que los derechos fueran inherentes a la prestación laboral de forma presencial. En concreto, lo que más llama la atención, es lo que se refiere a la retribución del trabajador a distancia, pues, se deberá retribuir los complementos que perciben los trabajadores que desarrollen la actividad de forma presencial

¿SE PUEDE IMPONER?

El trabajo a distancia tiene carácter voluntario, tanto para el trabajador como para el empleador.

En efecto, el RD 28/2020 altera el artículo 41 del Estatuto de Trabajo, pues el empresario no podrá hacer uso de las causas que justifican las Modificaciones Sustanciales de las condiciones de trabajo para imponer al trabajador el desarrollo de la actividad a distancia.

¿EXISTEN CAUSAS OBJETIVAS POR LAS QUE EL EMPRESARIO PUEDE NEGAR AL TRABAJADOR EL TRABAJO A DISTANCIA

El legislador no determina causas por las cueles el trabajador tendrá derecho para acogerse a esta modalidad de trabajo, por lo tanto, el empleador tendrá el derecho a negar al trabajador el deseo de la prestación del servicio a distancia.

No obstante, la disposición final segunda del RD 28/2020, deja la puerta abierta para la impugnación de la decisión del empresario, por ello, ante la falta de una normativa complementaria a estos efectos, serán los tribunales de justicia los que deberán tasar las causas por las cuales el trabajador tendrá derecho a solicitar el trabajo a distancia

¿CUÁNDO SE PUEDE ACORDAR EL TRABAJO A DISTANCIA?

Los acuerdos para el desarrollo de la actividad a distancia pueden pactarse al momento inicial de la prestación de servicios o acordarlo a lo largo de la relación laboral, que, en todo caso, se deberá formalizar por escrito.

¿CUÁLES SON REQUISITOS FORMALES DEL ACUERDO?

  1. Deberá ser formalizado por ESCRITO, y antes del inicio del trabajo a distancia.
  2. El acuerdo deberá ser entregado y firmado por la representación legal de las personas trabajadora, en un PLAZO NO SUPERIOR DE 10 DÍAS desde la formalización.
  3. Posteriormente, el acuerdo se deberá enviar el acuerdo a la oficina de empleo.

¿QUÉ CONTENIDO MÍNIMO DEBE TENER EL ACUERDO?

El documento deberá tener, entre otros:

I. Un inventario de los instrumentos necesarios para el desarrollo de la actividad.

II. La cuantificación de los gastos que pudiera ocasionar al trabajador a distancia.

III. Horario, distribución de la jornada, en caso, que fuera presencial y a distancia.

IV. Lugar que se va a desarrollar el trabajo a distancia.

V. La vida útil de la herramienta que utiliza el trabajador para la prestación de servicios.

VI. La duración de los plazos de preaviso para el ejercicio de las situaciones de reversibilidad

VII. Las instrucciones de la empresa sobre la protección de datos y seguridad de la información.

¿SE PUEDE CONTROLAR LA JORNADA LABORAL?

Sí, se deberá llevar un registro que refleje fielmente el tiempo que la persona que desarrolle la actividad a distancia. No obstante, la utilización de los medios telemáticos y el control de la prestación laboral mediante dispositivos automáticos deberá garantizar el derecho a la intimidad y la protección de datos.

¿DERECHO A LA DESCONEXIÓN DIGITAL?

La empresa deberá garantizar la limitación de uso de los medios tecnológicos durante los periodos de descanso y respetar siempre la duración máxima de la jornada laboral.

¿QUÉ OCURRE SI EXISTEN SITUACIONES EN QUE EL TRABAJADOR ESTA DESARROLANDO LA ACTIVIDAD A DISTANCIA POR LA EXCEPCIONALIDAD DEL COVID-19?

La entrada en vigor del RD 28/2020 no será de aplicación en aquellos trabajos a distancia que se hubieran implantado “excepcionalmente” en aplicación del artículo 5 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo o como consecuencia de las medidas de contención sanitarias derivadas del COVID-19, será de aplicación la normativa laboral ordinaria, mientras se mantengan las medidas.


ADVERTENCIA LEGAL El contenido de este artículo posee un carácter meramente informativo y, en ningún caso, ni constituye ni podrá entenderse como la prestación de un servicio de asesoramiento legal (jurídico) o financiero (fiscal, mercantil, económico), el cual sólo podrá obtenerse dirigiéndose a B2B CORPORACION JURIDICA. En consecuencia, su contenido resulta manifiestamente insuficiente para la adopción de decisiones o posiciones en un caso concreto, para lo cual deberá contar con el asesoramiento profesional dentro de área en cuestión.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn


Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies