Deducibilidad de los suministros de la vivienda y gastos de manutención para trabajadores autónomos (LEY 6/2017)

Deducibilidad de los suministros de la vivienda y gastos de manutención para trabajadores autónomos (LEY 6/2017)

El pasado 24 de octubre se aprobó la Ley 6/2017, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, con la finalidad, entre otros puntos, de clarificar la deducibilidad en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, de los gastos en los que incurren los autónomos en el ejercicio de su actividad.

A partir del 1 de enero de 2018, se incluyen entre los gastos para determinar el rendimiento neto en el IRPF en estimación directa, además de las primas de seguro que ya venían deduciéndose, los suministros de la vivienda habitual afectada parcialmente a la actividad económica, y los gastos de manutención incurridos al realizar la actividad económica.

Respecto a la deducibilidad de los gastos de suministros correspondientes a la parte de la vivienda que se encuentra afecta a la actividad económica, tales como electricidad, agua, gas, telefonía e internet, por su naturaleza de suministros, se fija en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento de la parte proporcional a los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.

Por ejemplo, una vivienda de 100 m2, de la que se destinan 20 m2 al desarrollo de la actividad (es decir un 20 %), sólo serán deducibles el 30 % de ese 20 %. En este ejemplo, un 6 %.

Respecto a los gastos de manutención en los que incurre el propio contribuyente en el desarrollo de la actividad económica, se aclara la deducibilidad de los mismos siempre que se cumplan determinadas condiciones, en particular que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y se abonen utilizando cualquier medio de pago electrónico.

Los límites cuantitativos son los mismos que para las dietas y asignaciones para gastos normales de manutención establecidos para los trabajadores (artículo 9. A) del Reglamento IRPF), que con carácter general son:

  • Cuando se haya pernoctado en municipio distinto del lugar de trabajo habitual y del que constituya la residencia del perceptor: 53,34 euros diarios por gastos de manutención, si corresponden a desplazamiento dentro del territorio español, o 91,35 euros diarios, si corresponden a desplazamientos a territorio extranjero.
  • Cuando no se haya pernoctado en municipio distinto del lugar de trabajo habitual y del que constituya la residencia del perceptor: gastos de manutención que no excedan de 26,67 ó 48,08 euros diarios, según se trate de desplazamiento dentro del territorio español o al extranjero, respectivamente.

Quedamos a su entera disposición y le saludamos atentamente.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn


Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies